Apr 18

brain_drain

La llamada fuga de cerebros es la emigración de individuos ya formados y de talento a otras naciones más desarrolladas, impulsados principalmente por la falta de oportunidades o por motivos políticos.
La fuga de cerebros hace que el país de origen pierda la inversión en educación superior de esa persona, y de la misma forma el capital social del que formaba parte el individuo se reduce por su partida (Wikipedia).

Antena 3 lleva este serio problema a las pantallas de cine produciendo “Fuga de cerebros”, de la que reproduzco la sinopsis publicada en El Comercio:

“Cuenta la historia de Natalia (Amaia Salamanca), la chica más guapa e inteligente de la clase, que recibe una beca para estudiar en la Universidad de Oxford; mientras que Emilio (Mario Casas), que está enamorado de ella, decide falsificar expedientes para ser admitido en la Universidad y, junto con la ayuda de sus cuatro amigos, conquistar el corazón de la joven.”

Según la de Europa Press, los cuatro amigos son “un ciego sin complejos, un heavy en silla de ruedas con exceso de testosterona, un líder intelectual sin intelecto y un gitano trapichero pero con gran corazón”.

Eso es cine comprometido, sí señor. Y títulos aleatorios. Pero me parece bien, oigan. Este es el tráiler. Yo la vería. Si estuviese en España. Otra cita:

“Me asusté al leer el guión.”

—¿Boyero? No, el director de la película, Fernando González-Molina.

“… Pero el desafío merecía la pena.”

—Vamos, que perdió una apuesta o le hicieron un “no hay huevos“.

Además, ha salido el tráiler de Pagafantas, de Borja Cobeaga (nominado al Oscar por Éramos pocos), que promete. Esta entrevista al director vale la pena.
Por cierto, en la entrevista Cobeaga dice eso de “Nos tenemos que relajar con el sexo” (es decir, hemos de darle menos importancia) y un listo de elpais.com la enlazó en portada cambiando el titular por “Sexo para relajarse”. Juas.